martes, 22 de diciembre de 2015

Reseña #76: Yo, él y Raquel.

Título: Yo, él y Raquel
Autor: Jesse Andrews
Editorial: Nube de Tinta
ISBN: 978–987–1997–14–5
N° de Páginas: 319
Sinopsis: Según Greg Gaines, el secreto para salir airoso del instituto es no ser amigo de nadie pero llevarse bien con todos. Su lema es «sin amigos no hay enemigos». Solo tiene a Earl, con quien se dedica a grabar versiones terribles de sus películas favoritas.
Hasta que vuelve a ver a Raquel.
Raquel tiene leucemia, y a la madre de Greg se le ocurre la brillante idea de obligar a su hijo a que sea su amigo. Greg tiene claro que esto no va a ser una de esas típicas historias de amor entre una chica en estado terminal y un chico que de repente se enamora de ella. Pero, de todos modos, hay algo especial entre Greg, Raquel y Earl...

¡Gracias a Penguin Random House por el ejemplar!


Opinión: Bueno, hace rato que no me sentaba a hacer una reseña. Esto de estar sin mi computadora me está volviendo loca. Espero no haber perdido mi magia. 

Lo primero que quiero decir es que estoy sumamente decepcionada. No me gustó demasiado este libro. Siéndoles absolutamente sincera, no lo disfruté como pensé que lo haría. Tiene todo para conquistarme pero aun así, no lo hizo. Pasaré a explicarles el por qué. 

Tenemos a Greg Gaines, un chico normal, promedio que trata de no tener amigos pero tampoco enemigos, quiere que su paso por el colegio sea lo menos traumático posible. Lo más parecido a un amigo que tiene, es Earl, un chico con el que compartió varios momentos de su vida y con el que tiene algo en común: las películas que han ido filmando a lo largo de su corta existencia. No puedo decir que ambos sueñan con convertirse en grandes cineastas porque ninguno de los dos personajes es tan maduro como para saber qué quieren hacer de sus vidas y menos como para tener un sueño. Esa “armonía” que había logrado Greg se va por la borda cuando su madre irrumpe en su habitación y le comenta que una compañera de clases, hija de una de sus amigas, tiene leucemia y prácticamente lo obliga a que sea su amigo.

Sí. Sé lo que el noventa por ciento de los que están leyendo esto seguro piensan “Otro libro sobre cáncer” y si, los entiendo, incluso yo lo pensé. Estaba contenta cuando leí la sinopsis porque nos cuenta que Greg cree que no será la típica historia del amigo moribundo que o se salva milagrosamente o muere dando una importante lección, pero con el paso de los capítulos, me decepcioné, odié más de un momento y no puedo evitar estos pensamientos. Lo siento. 

Los personajes dejan mucho que desear. De los protagonistas logré encariñarme con Earl ya que de los tres es el más luchador, el más fuerte y el que más cosas logra. Cerca del final sus monólogos son excelentes; son esos típicos monólogos que querés leer todos los días para motivarte un poco más –excepto uno que da sobre la sexualidad, con el cual disiento totalmente–. En cambio, Greg me pareció un pavote, un bobo. Tenía ganas de pegarle, de cachetearlo, zamarrearlo y cazarlo de los pelos. Si. Ese nivel de violencia generó en mí. De Raquel prácticamente no puedo hablar ya que de ella, a pesar de ser el hilo conductor, poco se habla. Los únicos personajes que me fascinaron por completo, fueron los personajes secundarios como uno de los profesores, los hermanos de Earl y el gato de Greg. 
Pero volviendo a Greg, sentí que es un personaje muy flojo, vacío, sin evolución alguna. Las cosas que hace no las hace por motivación propia sino que es un títere del exterior y eso me molesta de sobremanera. Tenía ganas de gritarle que sienta un poco más, que sea más empático, que deje de mirar su propio ombligo alguna vez… Demasiadas emociones juntas. Vuelvo a pedirles perdón.

De la narración, en cierto punto, no me puedo quejar. El autor juega con varios formatos a lo largo de la novela, combinando la narración en primera persona típica de los libros juveniles con guión de película y listas con viñetas. Resulta un poco fresco y entretenido, en busca de hacer de la historia un poco más llevadera. 

Otro punto que me enojó –hasta tal punto que quería tirar el libro por la ventana– es la falta de seriedad con la que se toma el tema principal. Entiendo que es ficción, entiendo que la realidad es muy cruda como para que traspase e impregne las hojas de un juvenil contemporáneo pero sin embargo, me resultó hasta insultante la forma en la que Greg habla de la leucemia. Tal vez estoy sensible pero, no me gustó. Puede ser que a otro le haya fascinado este punto… No lo sé. 

La trama, además de ser previsible, me hizo sentir ofuscadísima. Estuve pensando durante el 89% de la lectura que el autor da para más, que esto parece un cuento escrito por un nene de cinco años que no sabe qué final darle. Fue como ¿Esto es todo lo que me podés ofrecer? Me siento incluso hasta traicionada. Quería más y no me lo dieron. Si bien desde la sinopsis nos advierten que no es la típica historia de amor, esperaba algo más de amistad, compañerismo y eso que me gusta tanto que es aprovechar cada día como si fuera el último. Me pongo en el lugar de Raquel y me ofusco aún más. Es catastrófico. Hace tiempo que no me enojaba tanto.

Como dije anteriormente, estoy disconforme –quénovedad– con el final. Previsible o no, trillado o no, quería más, quería más sentimientos, más opiniones por parte de Greg, más dolor o más alegría de acuerdo a los momentos que iba pasando desde el primer capítulo. 
Sin embargo, recomiendo este libro para aquellos que quizás sientan que quieren leer algo diferente a lo que los demás autores le ofrecen. Quizás encuentren en este libro un aliado, yo no soy quién para decirles que no lo lean. Esto es sólo mi opinión. 

Calificación: 
Historia: 2/5
Trama: 2/5
Narración: 3/5
Personajes principales: 1,5/5
Personajes secundarios: 3/5
Portada: 4/5
¿Reincidencia?: No.

5 comentarios:

  1. Recuerdo cuando hablábamos en el grupo sobre este libro... La verdad es que no le tenía ganas y al leer tu reseña aún menos. Que pena que hayas sentido decepción, es un sentimiento horrible, yo odio sentirlo por los libros. ¡Te encariñaste con el gato y no con el personaje principal! Qué triste. En fin, espero que te esperen buenas lecturas para salir de esta amargura. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    No sé por qué, pero este es de esos libros a los que inmediatamente le hago la cruz, y ahora que comienzo a ver bastantes reseñas negativas, menos...
    Que mal que no te haya gustado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Ro!! Que lastima que no te haya gustado, es horrible cuando los personajes no son lo que uno espera o cuando no podes simpatizar con ellos. A pesar de que no te haya gustado del todo me da curiosidad saber cómo es que trata al cáncer porque John Green,por ejemplo, utiliza el humor negro. ¿Cómo que Raquel aparece poco? Eso me tira para atrás las ganas de leerlo, ella es de la que más se tendría que hablar.
    Lo busqué en pdf, no lo encontré pero di con el trailer de la película. Tiene pinta de estar buena.
    Muy buena reseña, pese a que no te haya gustado, podes expresarte de una forma única.
    PD: aprendí una nueva palabra, ofuscar jajaj
    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Ro! Me lei todo y me encanto tu reseña, valoro mucho a aquellos bloggeros que dicen sin tapujos NO ME GUSTO el libro, y mencionan todas las criticas negativas. La sinopsis me seduce bastante porque me siento identificado con el protagonista (según la sinopsis). Pero la verdad me doy cuenta que me pasara lo mismo que con otros libros, traicionara mis expectativas y tendrá un final que no me hará sentir tristeza, emoción o algún otro sentimiento al cerrar el libro. Así me paso con pulsaciones.

    ResponderEliminar
  5. Hola Rosanelda! Todo bien? :D
    Me gustan muchos los cambios que haz hecho con el blog... es muy agradable a la vista :) Felicidades!
    Pasando a lo que respecta la entrada... bueno, he presenciado por wpp lo que fue este libro para vos jajaja voy a pensarlo dos veces antes de adquirirlo porque si no hubiera leído esta reseña, me hubiera dejado llevar por la sinopsis y la portada (porque yolo)... a mi también me llama la atención que el mismo protagonista piense que su relación con Raquel no va a ser lo que usualmente se puede ver en otros libros, o sea, lo típico.
    Es horrible cuando en un libro te caen sumamente mal los protagonistas (o, en este caso, uno de ellos). Para colmo, al estar cumpliendo ese papel, estamos obligados a aguantarlos toda la novela. Lo que te generó Greg fue lo mismo que me generó a mi Stella de Mentiras peligrosas jajaja Por lo que decís de Greg, es bastante probable que a mi también me caiga mal. Creo que hay un límite para todo y si te pasas de la raya... adiós!
    No tenía idea lo del tema de la forma en la que está escrito. Me parece algo muy novedoso jajaja
    Es horrible cuando estás detestando un libro, pero tenes las esperanzas de que mejore o de que terminé de una forma excepcional (vuelvo a traer a colación Mentiras peligrosas cofcof)... te digo que ya no sé si me dan ganas de ver la película sabiendo que el protagonista es un obsesionado con idioteces (? jajaja
    Muchas gracias por la reseña, Ro! Contame después si ves la película ;)
    Beso!

    ResponderEliminar